Estamos comprometidos en asegurar que el Proyecto de Annova LNG de Brownsville es seguro para la población del Valle del Río Grande, es seguro para el medio ambiente y seguro para la gente quienes trabajarían en él. En los últimos 50 años, ninguna sola persona del público en general ha sufrido una lesión en un incidente relacionado con el gas natural licuado.

Annova LNG acatará con los procesos rigurosos de autorización establecidos por la Comisión Federal Regulatoria de Energía y por los procesos adicionales federales, estatales y locales permitidos para asegurar que la planta opere con seguridad y los impactos de la planta serán minimizados.

El gas natural licuado no se almacena bajo presión y no es explosivo. Aunque una gran cantidad de energía se almacena en el gas natural licuado, no se puede liberar lo suficientemente rápido al aire libre del medio ambiente para causar la sobre presiones asociadas con una explosión.

Las características de seguridad de la planta de transferencia del gas natural licuado están diseñadas para mantener cualquier impacto de materiales peligrosos dentro del cerco de la planta. Los buques de gas natural licuado son diseñados especialmente con un doble casco para brindar la protección óptima para la carga en el evento de un choque o encallamiento. La eficacia de las actuales normas de seguridad y estándares diseñados para proteger al público, los trabajadores y el medio ambiente han sido confirmados por un informe encargado por la Guardia Costera de EE. UU. y el Departamento de Energía .

Videos relacionados con la seguridad

El gas natural licuado y el aire

Sean Turner demuestra cómo la cantidad de aire mezclado con el gas natural afecta la combustibilidad y lo convierte en una fuente ideal para una flama controlada.


LNG 101

Sean Turner explica la historia y el uso del gas natural licuado, cómo está hecho y qué es exactamente.

Suscríbase para Recibir Actualizaciones

Reciba noticias por correo electrónico por parte de Annova LNG acerca del proyecto de Brownsville.

El Puerto de Brownsville, un Puerto de aguas profundas situado en el sur de Texas, al lado de la frontera de Estados Unidos y México, abrió sus puertas hace 80 años en 1936. El Puerto de Brownsville es el mas grande en su categoría, con aproximadamente 40,000 acres de espacio. El Puerto de Brownsville tiene el potencial de atraer a una industria nueva a la región que pudiera crear trabajos y fortalecer la economía de la región. Actualmente, la compañía ‘Exelon Generation’, la accionista mas grande de ‘Annova LNG’, esta explorando la opción de construir un terminal de transferencia de gas natural licuado (LNG por sus siglas en ingles) en el Puerto de Brownsville.

Actualmente, ‘Annova LNG’ tiene una opción de arrendamiento en una propiedad que se encuentra al sur del canal de navegación de 17 millas, con aproximadamente 8 millas en la parte interior del canal. Aunque el canal de navegación fue dragado en el medio del ultimo siglo, nunca fue desarrollado completamente. Con la demanda de gas natural en otras partes del mundo donde no existe y con la abundancia de este mismo en el Sur de Texas, ‘Annova LNG’ ve una oportunidad para convertir el Puerto de Brownsville en una red de energía global el cual pudiera proveer una variedad de beneficios económicos a la economía local y regional del área.

Si la fabrica es construida, ‘Annova LNG’ invertiría casi $3 mil millones en costos de construcción y ayudaría a crear un promedio de 700 trabajos mensuales en el Valle de Rio Grande; sobre un periodo de cuatro años.

Al finalizar la construcción de la fabrica de gas natural licuado, ‘Annova LNG’ creara aproximadamente 165 trabajos permanentes de tiempo completo con el propósito de administrar la fabrica. El salario de base, en promedio, es de $70,000 dólares al año, con beneficios incrementando el salario a $110,000 al año.

El impacto económico también ayudaría a retener y expandir otros negocios en el puerto, al igual que impulsaría un aumento indirecto a otros negocios locales, como firmas de ingeniera, diseño y subcontratistas en el sector de construcción, además de una variedad de proveedores de diferentes sectores. Dado que el 35% por ciento de los residentes en el Condado de Cameron viven mas abajo del nivel de pobreza, la iniciativa de ‘Annova LNG’ seria un impulso a la economía local y regional.

Con diferencia a otras propuestas de fabricas para gas natural licuado, ‘Annova LNG’ seria una fabrica de tamaño mediano, enfocada en procesar y exportar; atendiendo a un mercado especifico con una demanda de pedidos de gas natural licuado mas pequeña.

‘Exelon Generation’ y ‘Annova LNG’ están comprometidos a proteger la seguridad de los residentes del Valle de Rio Grande y el ambiente de la región. El gas natural es una fuente de energía mucho mas limpia que el petróleo y el carbón. Aparte de eso, el gas natural es usado en artefactos comunes como la estofa, calentador de agua y hornos para calentar tu casa. Además de eso, el gas natural licuado esta siendo usado como una fuente de energía para generar electricidad y darle potencia a los vehículos de energía alternativa. El gas natural licuado no es inflamable, no explota, y no tiene olor. Inclusive, las fabricas de gas natural licuado han estado operando por mas de 50 años sin ningún incidente el cual allá afectado la seguridad publica.

Para poder construir la fabrica, la iniciativa de ‘Annova LNG’ debe cumplir con los requisitos de seguridad publica y la seguridad ambiental; establecida por las diferentes autoridades federales, estatales, y locales, incluyendo la Comisión Federal de Energía, el Departamento de Energía, los Cuerpos de Ingenieros del Ejercito de los Estados Unidos, la Guardia Nacional, el Departamento de Servicios de Fauna y Pesca, la Comisión de Texas sobre la Calidad del Ambiente, y el Departamento de Texas de Fauna y Pesca en el condado de Cameron. De hecho, ‘Annova LNG’ y el dueño principal, Exelon, recientemente hicieron una donación de $40,000 dólares para ayudar a proteger y monitorear una especie de leopardo, conocido como ocelote, el cual actualmente se encuentra en peligro de extinción. La donación fue hecha para el Instituto de Fauna de ‘Caesar Kleberg’ en la Universidad de Texas A&M en Kingsville para ayudar a comprar collares de rastreo con tecnología de GPS y otros dispositivos que ayudaran a monitorear y investigar la población de ocelotes.

La iniciativa de Annova LNG es una gran oportunidad para Brownsville y el Valle de Rio Grande, el cual los residentes deberían aprovechar. Por todas las razones mencionadas, le pedimos a la Comisión Federal de Regulación sobre la Energía y otras personas o organismos con influencia a que aprueben la iniciativa de ‘Annova LNG’ en el Puerto de Brownsville.